Medio poético, medio soñador y medio estúpido.

Sonreí de la manera más incomoda por verla a mi lado mientras la enfermera limpiaba mi sangrante nariz y me daba un poco de alcohol para oler. Estuve tan distraído por la situación que olvide todas las cosas que tenía que hacer. ¿Pero qué actividad más fructífera en mi vida que haberla conocido? Aunque fue un primer encuentro muy intenso, se que nunca se olvidará de cómo nos conocimos. Es hora de utilizar mis apuntes a mi favor y dejar de ser tan misterioso. Eso creo.


- ¿Por qué me miras tanto? No te han enseñado que se siente incomodo que te miren así.
- Te miro porque eres interesante.
- Ok. Esa fue una respuesta inesperada.
- Tú también eres inesperada ¿no? Muchas veces te dejas llevar por tus emociones, por tus impulsos y te olvidas de aquellas reglas que mantienen la SEGURIDAD e INTEGRIDAD de las personas, por no mencionarme a mí, como ejemplo.
- Tu sarcasmo y tus indirectas son realmente patéticas.
- La sonrisa en tu rostro dice todo lo contrario. Si me permites darle una descripción a tus pensamientos, diría que te gusta que te tomen atención y dices las cosas sin pensar, aun sabiendo que luego te puedes arrepentir.
- ¿Qué? ¿De qué hablas? No te entendí nada.
- Olvídalo…
- No, no lo voy a olvidar.
- Ok, no lo olvides.
- No te conozco y ya te comienzo a odiar ¿sabes?
- Yo creo que te parezco interesante.
- ¿Así?
- Si, por que rompo todo esquema que tienes acerca de los hombres.
- Explícate.
- No encajo en el perfil que le has designado a la mayoría de chicos que conoces. Eso me hace interesante. Eso no te ha permitido irte y seguir a mi lado aun después de que mi nariz ha dejado de sangrar.
- Eres medio poético, medio soñador y medio estúpido. ¿Lo sabes no?
- Ahí… un poco de todo. Una combinación de todos los adjetivos positivos y negativos que quieras, pero no dejo de ser interesante.
- Eres inter ESTRESANTE, eso es lo que eres.
- Jaja, que buena! Así que inter estresante ¿no? Ya ves… eso es lo que me gusta de ti, que eres original, dices cosas que no espero y que no puedo predecir.
- Me asustas, eres muy raro.
- Raro, especial, es lo mismo ¿no?
- No, especial es algo bonito. Tú eres raro.
- Ok, creo que lo aceptare.
- Bueno, me voy, ya es tarde y tengo que ir a clase.
- A clases de cocina ¿no?
- … (Sus ojos entre cerrados me analizaban en busca de respuestas del porque sabía tanto de ella)
- Me llamo Yael.
- Soy Yatzi, un gusto.

2 comentarios:

Pilar dijo...

intrigada me tienes y espero que mereciera la pena el puñetazo

lizbeth dijo...

Jajajajaja
súper divertida Yatzi
me encantó lo de
Inter ESTRESANTE

quiero saber queé mas pasaaaa

Publicar un comentario